×
×

Bolones

El café de Tere

Español

Dejar la relación de dependencia y tener un ingreso propio fue lo que motivó a Teresa Castro a vender bolones desde la ventana de su casa. Al poco tiempo su negocio despuntó y hoy en día El Café de Tere es considerado una cadena que lleva 30 años deleitando el paladar de guayaquileños y turistas.

Su local principal está ubicado en la Garzota, avenida Rodolfo Baquerizo Nassur y Hermano Miguel #102, pero cuenta con sucursales en la Alborada, Plaza Colonia en vía a la Costa, en el centro de la ciudad, Urdesa y  Plaza Milan, en la vía a Salitre.


Boloncentro

Español

 

Boloncentro tiene 19 años de tradición y diariamente en este sitio se elaboran bolones con masa de verde o de maduro e incluso con ambos, al que se llama el bolón plus.

La propietaria del establecimiento, Karina Hidalgo, menciona que en sus inicios, el negocio era pequeño pero gracias a la acogida del público, el local creció.


Amorfino Café

Español

 

Durante casi una década, Amorfino Café ha deleitado a los guayaquileños, especialmente del norte de la ciudad, con sus tradicionales platos. Lucía Montalvo y Xavier Campuzano tienen definidos sus objetivos ya que además de ofrecer comidas criollas, quieren rescatar en su establecimiento la cultura ecuatoriana como el amorfino, la guayabera y el sombrero de paja toquilla.


Don David

Español

El secreto del éxito de esta hueca es el amor que le ponen sus propietarios, David Borja y su esposa Norma Pilco, quienes emprendieron su negocio hace 3 años.

Don David se especializa en desayunos como tortillas de verde, tortillas de queso y bolón, además de ofrecer tortillas con bistec y otros productos.

Este local de comida guayaquileña se ubica en la calle Huancavilca #403 entre Chimborazo y Coronel.


Cristobal Bolón

Español

Diez opciones deliciosas y originales de bolones para los diversos gustos de los clientes, es la propuesta de la hueca Cristóbal Bolón, un lugar ideal para servirse productos a base de verde.

En este negocio se puede comer bolón con camarón, bañado con una salsa de guacamole; el bolón casero, que se sirve con queso derretido y chicharrones; el Cristóbal Bolón, que es el plato de la casa bañado con jugo de bisteck  y un huevo frito; otra de las versiones es el bolón maduro con queso y chicharrón.


 Ambigú Café

Español

Édgar Palma atiende personalmente a su clientela que busca un aperitivo a media mañana o al atardecer en Ambigú Café. Expende jugos de frutas naturales y aperitivos como tortillas y bolones de verde que se los entrega un proveedor conocido y cuya sazón ha cautivado a los comensales.

El local está ubicado en la esquina de las calles Urdaneta y Boyacá y tiene un colorido diseño donde se muestra la variedad de batidos y jugos que tiene. Por su calidad y servicio, esta hueca participó en la Feria Gastronómica Internacional Raíces.