×
×

Cazuelas

Picantería D´Danilo

Español

Hace 38 años Sergio Antepara Carranza abrió un local especializado en mariscos que se convirtió en un ícono de la gastronomía guayaquileña.  Posteriormente él le heredó este local a su hijo Sergio Antepara Rosero, quien continuó con este negocio donde la especialidad es la Cazuela Mixta.

En Picantería D’Danilo también se venden platos como encebollados, guatita, bollos, y secos de chivo, chancho y gallina.


Picantería Don Seba's

Español

Cebolla,  hierbitas, orégano y comino son los ingredientes que componen la sazón natural del encebollado, plato estrella de la Picantería Don Sebas, cuyo propietario conserva una receta manabita de herencia familiar.

Desde su local ubicado en Coronel, 1328 y Argentina se ha hecho famoso por este plato que aprendió a preparar en su cantón natal de Santa Ana en Manabí. El encebollado se sirve con aguacate, chifles y maíz tostado y cuesta $1,75.


Picantería Los Arbolitos

Español

Esta tradicional hueca ofrece como su plato estrella a la Bandera 5 en 1, que consiste en cinco elementos: guatita, cazuela, encebollado, ceviche de camarón y arroz.

También vende viches de pescado, seco de chivo entre otros, además cuenta con servicio a domicilio.

Creado en 1971 por Aura Saltos, Los Arbolitos ha recibido la visita de Presidentes de la República, futbolistas y cantantes, como el fallecido ruiseñor de América, Julio Jaramillo.


Marisquería El Lechón

Español

La cazuela es una de las delicias que se prepara en el restaurante El Lechón, ya sea de pescado o mixta con camarones y cangrejo, la sazón es única. Se la sirve en la tradicional cazuela de barro acompañada con limón y ají, como prefiera el cliente.

La masa de este plato se prepara con verde rayado y maní, que se mezcla con los mariscos y luego se la dora en el horno. Se sirve bien caliente y se decora con cilantro.


Corozo el Verdadero

Español

En la década de los 70, Daniel Corozo llegó a Guayaquil desde su natal Esmeraldas y comenzó su aventura emprendedora con la venta de maní tostado en las calles de Guayaquil, negocio que duró hasta que se averió la tostadora y  tuvo que innovar.

Fue cuando empezó a elaborar sus tradicionales bollos cuya receta mantiene hasta ahora en el local Corozo, el verdadero, ubicado en las calles Pedro Carbo y Roca.