×
×

Dulcerías

Frutabar

Español

Con un estilo playero y relajado, Frutabar se ha dado a conocer por sus jugos, cocteles y sánduches.

Su propietario, Rodolfo Calderón, lleva 14 años manejando este negocio que ofrece un menú original y atrae muchos extranjeros, adultos, jóvenes y niños.

El local, ubicado en Malecón Simón Bolívar e Imbabura tiene una apariencia distintiva, la cual se encuentra patentada por el IEPI (Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual), y cuenta con artesanías creadas por Calderón en Guayaquil.

Atienden de lunes a sábados desde las 09h00 hasta la 01h00 de la madrugada. 


Pastelería Le Gourmet Juan Franco

Español

El chef pastelero Juan Franco decidió poner su negocio hace 5 años y le ha ido muy bien; pues sus deliciosos pasteles y dulces son reconocidos en la parroquia Pascuales y en zonas cercanas.

Los clientes buscan las tortas de la pastelería Le Gourmet que lleva su nombre, porque no son secas como en otros sitios. El chef dice que el secreto es el relleno que tiene la torta, el cual puede ser de higos, frutillas, naranjas, piñas y otras frutas que dan un toque tradicional.


La Palma

Español

La dulcería La Palma es la más antigua de Guayaquil. Tiene 105 años en manos de la familia Costa, pero anteriormente pertenecía a unos españoles que instalaron el negocio en la ciudad.

Ahora, la dulcería está administrada por la cuarta generación de la familia Costa, bajo la tutela de sus padres. Beatriz Lértora de Costa vigila la producción y sus hijos Beatriz y Santiago Costa la acompañan en la tarea, al igual que su prima María Paola Costa.