×
×

Encebollado

Picantería D´Danilo

Español

Hace 38 años Sergio Antepara Carranza abrió un local especializado en mariscos que se convirtió en un ícono de la gastronomía guayaquileña.  Posteriormente él le heredó este local a su hijo Sergio Antepara Rosero, quien continuó con este negocio donde la especialidad es la Cazuela Mixta.

En Picantería D’Danilo también se venden platos como encebollados, guatita, bollos, y secos de chivo, chancho y gallina.


Picantería Don Seba's

Español

Cebolla,  hierbitas, orégano y comino son los ingredientes que componen la sazón natural del encebollado, plato estrella de la Picantería Don Sebas, cuyo propietario conserva una receta manabita de herencia familiar.

Desde su local ubicado en Coronel, 1328 y Argentina se ha hecho famoso por este plato que aprendió a preparar en su cantón natal de Santa Ana en Manabí. El encebollado se sirve con aguacate, chifles y maíz tostado y cuesta $1,75.


Caldo de Bagre Catfish

Español

Elvia Figueroa es la encargada de preparar uno de los platos más típicos de la ciudad: caldo de bagre.

Empezó con un kiosko donde ofrecía encebollado en la esquina de la calle Colón y Esmeralda, pero con el tiempo decidió diversificar su menú y ofrecer caldo y estofado de bagre, teniendo mucha aceptación del pueblo guayaquileño y de extranjeros.


Cordero Jr.

Español

El tradicional encebollado se convierte en un plato light en la hueca Cordero Junior, que se caracteriza por utilizar ingredientes 100% naturales y frescos, sin condimentos.

Agustín Cordero, propietario del local, cuenta que todo empezó con el emprendimiento de su madre, Doña Mercedes Ortega, quien abrió la Picantería Cordero entre Noguchi y Ayacucho hace 37 años, y fue ahí donde aprendió las recetas y la sazón que caracterizan al encebollado.


Cevicheria Rosita

Español

Hace 36 años Rosa Tibán llegó a Guayaquil y con su espíritu emprendedor empezó a vender varios platos típicos en el Antiguo Mercado Sur.

Sus recetas llena de sabor y la calidad de su comida han hecho que esta hueca se mantenga en el mercado por más de tres décadas, y gracias al proceso de Regeneración Urbana, Tibán logró abrir su local en Capitán Nájera #310, entre Chile y Eloy Alfaro.

Ahí ofrece caldo de gallina como su plato estrella, pero también vende caldo de chivo y encebollado, con la amabilidad y buena sazón que la caracterizan.


Picantería Amparito

Español

El encebollado es el plato principal de la picantería Amparito, que ofrece esta especialidad desde hace 21 años. Amparo Maicelo y Ángel Quinche iniciaron esta hueca como vendedores ambulantes y actualmente cuentan con un local propio en 10 de Agosto #1421 y José de Antepara.

Esta pareja de esposos, provenientes de Perú y Riobamba, consiguieron fusionar el encebollado de acuerdo a las dos culturas. También ofrecen cazuela de pescado y mixta con camarón.

La Picantería Amparito atiende todos los días de 07h00 a 13h00.


Picantería Valdano

Español

Carlos Román Torres es el propietario de la Picantería Valdano, que funciona desde hace 35 años en Boyacá, #628 entre Padre Solano y Alejo Lascano. Su especialidad es el encebollado al que le agrega camarones.

A diario lo visitan aproximadamente 700 clientes que por $ 2.50 acuden en busca de su sazón particular. El nombre Valdano nació por la forma en la que Román transportaba el encebollado, en un balde desde el suburbio hasta su local. Además de este plato, ofrece ceviches y banderas (combinación de platos típicos).

Atiende de martes a domingo de 09h00 hasta las 15h00.


Picantería Don Juan #2

Español

La venta de encebollado empezó como un negocio familiar, cuando Sandro Molina puso una carreta junto a su padre Don Juan hace 45 años. Su emprendimiento fue provechoso y al poco tiempo, ambos pudieron abrir un local en el sector bancario de Guayaquil.


La Culata

Español

Hace un año y medio nació esta hueca de la mano de los esposos Freddy Girón y Miriam Herrera. Actualmente se ha convertido en un local visitado y preferido por artistas.

El local se especializa en platos hechos a base de mariscos como encebollados, bollos, ceviches, entre otros, pero su plato principal es el encurtido de pescado que vende tanto en la mañana como en la noche.


El Pez Volador

Español

 

La hueca El Pez Volador de Angélica Cujilán fue la gran ganadora en Raíces 2014 (obtuvo la Estrella Culinaria de Oro), gracias a la buena sazón del encebollado de albacora y a la excelente atención de su propietaria.

Con el apadrinamiento de la empresa privada, este local está totalmente cambiado. Luce muy ordenado, más pulcro y se identifica por los colores celeste y blanco que caracterizan a Guayaquil. Además, al extenso menú de platos con mariscos, se agregó la tradicional guatita, acompañada de aguacate.


Páginas