×
×

Parque Histórico

Historia

Fue construido por el Banco Central del Ecuador en 1997 a orillas del río Daule es un parque temático de 8 hectáreas de extensión de carácter educativo, cultural, medio ambiental, recreativo y turístico, cuyo objetivo es exponer la historia y cultura de la antigua Provincia de Guayaquil que surgió a finales de la época colonial e inicios de la vida Republicana del Ecuador ocurrida entre los siglos XIX hasta finales del siglo XX y que abarcaba casi toda la costa ecuatoriana incluyendo las hoy provincias de Los Ríos, El Oro y parte de Manabí.

El sitio recrea también la arquitectura, las tradiciones y la vida urbana y rural de Guayaquil de aquellos tiempos, fundida con un hermoso parque natural lleno de la más variada vegetación en la que se desarrollan diversos espacios de naturaleza y vida silvestre con la respectiva flora y fauna de la región.
Su historia se remonta a inicios de la década de los 80, cuando el director del Museo Antropológico del Banco Central, Olaf Holm, conoció de la demolición de cuatro edificios de valor histórico de Guayaquil, por lo que sugirió que en lugar de destruirlos se desarrolle con ellos un proyecto turístico-cultural que refleje la arquitectura de la ciudad. Así las edificaciones fueron desmanteladas y guardadas en las bodegas del banco hasta tanto se desarrolle su ejecución.

El proyecto fue tomado por la Unidad de Proyectos Especiales del Banco Central que inauguró la obra el 15 de Junio de 1997. Luego se fue desarrollando por etapas, incluyendo los diferentes espacios del parque. Así en Octubre de 1999 se inauguró la zona de Vida Silvestre, en Noviembre del 2000 la zona de Tradiciones, en Noviembre del 2002 la zona Urbano Arquitectónica y Malecón 1900, en Julio del 2005 se instala la Casa Julián Coronel, en Junio del 2006, la Capilla del Hospicio del Corazón de Jesús, en Octubre del 2007 el banco Territorial y la casa Lavayen Paredes.
El 14 de Junio de 2012, asumió su administración la Empresa Pública de Parques Naturales y Espacios Públicos, que mantiene el mismo objetivo con el que fue creado.

Atractivos

El parque acerca al turista al contexto geopolítico de antaño, pues recrea los diferentes ámbitos en que se desarrollaban los habitantes de la entonces provincia de Guayaquil con su modo de  vida en el bosque, el campo y la ciudad, lo que guarda una estrecha relación con la denominada “Edad de Oro” del puerto principal del Ecuador cuya principal actividad era el cultivo y comercialización del cacao.

En el Parque Histórico, el turista puede apreciar la historia de Guayaquil en tres áreas muy  bien definidas:


1) Zona de vida silvestre: Esta área de aproximadamente cuatro hectáreas de extensión recrea el ambiente natural de más de 50 especies entre aves, mamíferos y otros animales que hicieron del bosque su hábitat natural, algunas de las cuales están en peligro de extinción en estado silvestre.
Entre los animales hay: aves como papagayos, águila arpía (en proceso de extinción), tucán de la costa y los patos María y Enmascarado. En mamíferos hay: perezosos, ocelotes, venados, monos araña, tapires, micos y sainos de collar. En reptiles hay: cocodrilos de la costa y caimanes de anteojos.

Esta zona de vida silvestre se recorre a través de un sendero elevado que permite el contacto real con el ecosistema sin que ello cause incomodidad ni al visitante ni a los animales. En la caminata se realizan 23 paradas temáticas que permiten contemplar en forma individualizada cada especie.
En lo referente a la flora, se puede apreciar el manglar con sus diferentes variedades que es la especie vegetal predominante de la costa ecuatoriana que se caracteriza por ser una región con gran riqueza ecológica y que  se desempeña dentro de los ciclos biológicos de la región.

El área dispone también de un Mirador de 11 metros de altura, lo que brinda la oportunidad de tener una formidable vista del bosque y disfrutar de los sonidos de este paraíso de vida.

2) Zona urbano arquitectónica: En este espacio se recrea la época de riqueza de Guayaquil que en las primeras décadas del siglo XX vivió gran bonanza económica  debido al cultivo y exportación del cacao que trajo prosperidad a la ciudad y a las haciendas circundantes.
Para graficar mejor este hecho y recrear al turista, durante los fines de semana, se realizan presentaciones teatrales en vivo, en las que se observa la vida cotidiana de Guayaquil, mostrando a actores vestidos a la moda francesa, muy popular en la época, así como a vendedores ambulantes de golosinas y tabacos. También se recrea el tranvía eléctrico que fue tirado por mulas.

En lo referente a la arquitectura guayaquileña se expone las edificaciones de la ciudad que fue reconstruida y modernizada a inicios del siglo XX, tras sufrir el gran incendio de 1896 que prácticamente destruyó por completo a Guayaquil. Entre esas casas se muestran: la de Julián Coronel, construida durante 1899 y 1900, cuya primera planta se utilizaba para los establecimientos comerciales y la segunda para fines residenciales; el Banco Territorial construido en 1886 con una estructura de madera y zinc, llamaba la atención por el amplio y bello salón que poseía. El Banco funcionó hasta la década de los 80.

Otras casas mostradas son: Casa Lavayen Paredes conocida como "La Casa Verde", perteneciente a una familia propietaria de plantaciones de cacao y café que fue utilizada como residencia y que ahora sirve como local para talleres de oficios tradicionales y área de exposición en la que se muestra la historia del edificio incluido su rescate y restauración; y el Hospicio Corazón de Jesús, construido desde el 24 de Junio de 1889 e inaugurado el 25 de Junio de 1892 para la asistencia social, que es un edificio de madera y mampostería (en la parte baja) que funcionó hasta 1982 y que despierta admiración de los turistas debido a sus proporciones y belleza.

Estas casas que fueron rescatadas como patrimonio cultural hoy sirven para que el turista conozca la vida urbana del Guayaquil de antaño. Además se observan museos, restaurantes, cafeterías, agencias bancarias, talleres, sala de audiovisuales y exposiciones.

En esta área, se puede apreciar el Carro Urbano que era el medio de transporte de Guayaquil antiguo para lo cual se han instalado 715 metros lineales de rieles del ferrocarril. El carro es una réplica del que se usaba en 1866 que estaba constituido por tranvías de acción animal que eran halados por mulas o caballos.

También está la Estación Fluvial que es un enlace entre la zona de Vida Silvestre y la Zona Urbano Arquitectónica, constituyéndose en la puerta de ingreso al parque desde el río, con un paisaje de ensueño. El edificio construido con madera de moral y chanul es un referente histórico arquitectónico por su construcción con cubiertas de cuatro aguas con una torre en el centro, típico de la época.

En esta zona, una de las atracciones principales es el Malecón 1900 que retrocede al turista en el tiempo. Este sector está adoquinado con piedras labradas de la época, las 270 piezas originales han sido reutilizadas para el empedrado de la calle, en la ambientación existen además los faroles con sus respectivos postes, y el techo de las construcciones de la zona combina el uso de tejas con planchas de zinc acanalado en los aleros, como se usaba en esa época.

3) Zona tradicional: Este espacio de dos hectáreas de extensión es un lugar de remembranzas en el que se puede conocer el pasado de Guayaquil urbano, además de observar la vida rural de nuestro campo.

Ubicados en el contexto de la época conocida como "La Pepa de Oro" por la bonanza del cacao, los turistas son guiados por una hacienda de productores de cacao en la que se puede ver todo el proceso de las plantas de producción de chocolate.

En la zona rural que expone la vida productiva del agro costeño con los huertos de los principales productos de la costa ecuatoriana y la arquitectura campesina reflejada en la casa hacienda “San Juan” (vivienda del hacendado) y la casas de campo (vivienda del peón) integrada a un ambiente de plantaciones y aves de corral, con lo que puede valorar un estilo de vida que ha sido fundamental en el desarrollo de nuestro país.

Dentro de la zona tradicional se encuentran los huertos etnobotánicos, los cuales tienen una gran variedad de plantas aromáticas, medicinales, industriales, frutales, hortalizas, verduras y de condimento. La propagación de estas plantas se realiza en un vivero especializado, con la finalidad de fomentar el conocimiento de las propiedades medicinales de las plantas nativas de la antigua Provincia de Guayaquil.

Para conocer de cerca los principios del manejo agro ecológico, los huertos etnobotánicos cuentan con espacios donde se muestran los diferentes procesos de reciclaje de desechos orgánicos: lombricultura y compostaje, principios alopáticos de las plantas, asociación y rotación de cultivos, así como el ciclo de la codorniz.

Dirección: 
Avenida Central y avenida Río Esmeraldas (Samborondón).
Parroquia: 
La Puntilla
Horario: 
Miércoles a Domingos y Feriados de 09h00 a 16h30.
Teléfono: 
+593 (04) 283-2958, +593 (04) 283-5356
Galería de fotos: 
Parque Histórico (Cortesía Vistazo)
Parque Histórico (Cortesía Vistazo)
Parque Histórico (Cortesía Vistazo)
Parque Histórico (Cortesía Vistazo)
Parque Histórico (Cortesía Vistazo)
Parque Histórico (Cortesía Vistazo)
Parque Histórico (Cortesía Vistazo)
Parque Histórico (Cortesía Vistazo)
Parque Histórico (Cortesía Vistazo)
Parque Histórico (Cortesía Vistazo)
Parque Histórico (Efrén Avilés M.)
Parque Histórico (Efrén Avilés M.)
Parque Histórico (Efrén Avilés M.)