×
×

Ruta de la Independencia

EL CENTRO HISTÓRICO: Escenario de la Independencia

En los últimos días de septiembre y la primera semana de octubre de 1820, eran cada vez más frecuentes las reuniones de los patriotas en la casa de José de Villamil- situada en la esquina suroeste de la calle de la Orilla (actual avenida Malecón Simón Bolívar) y la calle de Los Franciscanos, (actual Boulevard 9 de Octubre). Allí, a las ocho de la noche, del día 8 de octubre, se despidió Gregorio de Escobedo con la histórica frase: “Adiós hasta vernos triunfantes…”.El recorrido de la libertad se desarrolló hacia el norte de la ciudad, llegando al Fortín de la Planchada que fue tomado la madruga del 9 de Octubre de 1820, por el Sargento Isidro Pavón y el Cacique Hilario Álvarez.


En la casa del Cabildo y en los terrenos del actual edificio Valra (calle 10 de agosto entre Malecón Simón Bolívar y avenida Pichincha), estaba acantonado el Batallón Granaderos de Reserva, que fue tomado cerca de las dos de la madrugada, por un pequeño grupo comandado por Gregorio de Escobedo. A esa misma hora León de Febres Cordero, con un grupo pequeño de soldados se tomaba el cuartel de la brigada de artillería, situada en la esquina de Clemente Ballén y Pichincha.


Luis de Urdaneta y José de Antepara comandaron otro grupo, que se tomó el cuartel Daule, situado en la Taona, donde queda actualmente el Edificio del Comercial Jarrín, en la Av. Malecón Simón Bolívar y Av. Olmedo. Simultáneamente, Manuel de Jesús Fajardo y Francisco de Marcos se tomaron la Batería Militar de las Cruces, situada aproximadamente a la altura de la Avenida Eloy Alfaro entre Argentina y Gral. Gómez.


Antes del amanecer se capturó al Coronel español Benito García del Barrio, cuya casa estaba donde hoy está ubicada la actual Biblioteca Municipal.
Al rayar el alba del 9 de Octubre de 1820, en las actuales calles de la avenida Malecón Simón Bolívar y avenida 9 de Octubre, José de Villamil y León de Febres Cordero contemplaron emocionados, por primera vez, la Aurora Gloriosa.