Picantería Don Juan #2

La venta de encebollado empezó como un negocio familiar, cuando Sandro Molina puso una carreta junto a su padre Don Juan hace 45 años. Su emprendimiento fue provechoso y al poco tiempo, ambos pudieron abrir un local en el sector bancario de Guayaquil.

Actualmente Molina maneja el negocio junto a su esposa Jéssica Sanjinés, y mantienen la sazón original con la que se dieron a conocer hace cuatro décadas. El encebollado, que forma parte primordial de la gastronomía guayaca, se sirve en esta hueca a diario a más de 200 clientes, que salen satisfechos al probar este plato calificado como “levantamuerto”.

En la Picantería Don Juan se ofrecen además otros frutos frescos del mar. 

Especialidad
Encebollado Mixto
Horario
De 08h00 a 22h00
Parroquia
Pedro Carbo
Direccion
Córdova # 700 y Luis Urdaneta